Al contrario de lo que podemos pensar, es muy común encontrarnos a nuestro alrededor actividades en las que existen riesgos derivados de atmósferas explosivas, (talleres de coches, obradores, tintorerías)

¿Qué es una atmósfera explosiva?

Se entiende por ATMÓSFERA EXPLOSIVA toda mezcla, en condiciones atmosféricas, de aire y sustancias inflamables en forma de gas, vapor o polvo en la que, tras la ignición, se propaga la mezcla no quemada.

Se distinguen dos tipos de atmósferas ATEX:

  • Atmósferas de gas explosivas
  • Atmósfera con polvo explosivo

Normativa aplicable

Las tres normativas que regulan la Prevención de Riesgos en Atmósferas Explosivas son las siguientes:

Real Decreto 400/1996 relativo a los aparatos y sistemas de protección para uso en atmósferas potencialmente explosivas

Real Decreto 681/2003 sobre protección de la salud y seguridad de los trabajadores expuestos a los riesgos derivados de la presencia de atmósferas explosivas en el lugar de trabajo [Trasposición de la Directiva 99/92/CE (ATEX-137)]

La Ley 31/1995 de Prevención de Riesgos Laborales determina el cuerpo básico de garantías y responsabilidades para una adecuada protección de la salud de los trabajadores en el lugar de trabajo, dejando al desarrollo de normas reglamentarias la fijación de las medidas mínimas para la adecuada protección (Art. 43 Ley 31/1995 LPRL)

Documento ATEX

Aquellas empresas donde en sus instalaciones se manipulen sustancias inflamables y/o combustibles tiene la obligación de elaborar y mantener actualizado el documento ATEX, al ser susceptibles de tener riesgo de formación de atmósferas explosivas, de acuerdo con la Directiva 1999/92/CE traspuesta a la legislación española mediante el RD 681/2003.

Actividades con riesgo

  • Centrales Eléctricas
  • Industria Química
  • Vertederos
  • Compañías de suministro de gas
  • Empresas de tratamiento de aguas residuales
  • Talleres de pintura y esmaltado
  • Industrias de trabajo de la madera
  • Instalaciones agropecuarias
  • Fabricación de piezas de metales ligeros y talleres de carpintería metálica
  • Reparación de vehículos
  • Lavanderías y tintorerías
  • Industria alimentaria
  • Refinerías
  • Industria textil y afines
  • Industria farmacéutica

Servicio de Certificación ATEX

Cesa Prevención cuenta con profesionales debidamente cualificados para llevar a cabo la certificación de instalaciones ATEX. Para ello se elaborará el documento de protección contra explosiones donde quedará establecido los siguientes puntos

  1. Que se han determinado y evaluado los riesgos de explosión.
  2. Que se tomarán las medidas adecuadas para lograr los objetivos de este real decreto.
  3. Las áreas que han sido clasificadas en zonas de conformidad con el anexo I.
  4. Las áreas en que se aplicarán los requisitos mínimos establecidos en el anexo II.
  5. Que el lugar y los equipos de trabajo, incluidos los sistemas de alerta, están diseñados y se utilizan y mantienen teniendo debidamente en cuenta la seguridad.
  6. Que se han adoptado las medidas necesarias, de conformidad con el Real Decreto 1215/1997, para que los equipos de trabajo se utilicen en condiciones seguras.

El documento de protección contra explosiones formará parte de la documentación a que se refiere el artículo 23 de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, y podrá constituir un documento específico o integrarse total o parcialmente con la documentación general sobre la evaluación de los riesgos y las medidas de prevención y protección.